Para recordar

En el marco de la celebración de la Semana de la Educación AULA 2024, la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) señala a los aplicadores de biocidas y a los responsables técnicos de servicios biocidas como dos de las profesiones más demandadas del futuro, con un nivel de paro prácticamente nulo.

Mientras muchos ven en la tecnología una parte clave de la solución a los desafíos contemporáneos del desarrollo, una nueva investigación señala sus limitaciones para promover el desarrollo y la transformación estructural. Una nueva publicación sobre la expansión de la actividad económica digital en las economías en desarrollo, publicada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), examina lo que significa la digitalización para la transformación estructural y productiva de los países del Sur global.

El sector del agua se enfrenta a múltiples retos: la escasez, la demanda hídrica o el riesgo de eventos extremos evidencian la necesidad de implementar soluciones que impulsen una gestión del ciclo integral del agua más correcta. La tecnología, en este caso, vuelve a ocupar un papel protagonista, tal y como señala el informe Water Technology Trends 2024. El futuro de la tecnología en el sector del agua, elaborado por Idrica.

La agricultura biodinámica existe desde hace 100 años; en 1924 se convirtió en pionera del movimiento ecológico. Hoy, el compromiso con el suelo sano y los alimentos sanos también significa un impulso salutífero en lo social. La agricultura biodinámica es practicada tanto por pequeños agricultores como en grandes explotaciones biodinámicas.

Estamos secando el mundo. Confundimos el valor con el dinero, y el agua es barata para nuestro bolsillo. Pero quizá es momento de pensar el gran valor de ese tesoro que sale de nuestros grifos y riega nuestros cultivos. Para esas personas que se quedan ancladas en las excusas, las sequías actuales se deben a los propios ciclos de la Tierra. Si bien es cierto que el clima ha ido pasando por distintos periodos a lo largo de la historia, es imposible negar nuestra responsabilidad en la situación de sequía actual.