Las trabas burocráticas al autoconsumo energético con renovables 1 349

autoconsumo

La Alianza por el Autoconsumo denuncia las malas prácticas detectadas en numerosos ayuntamientos españoles que imponen trabas absurdas al autoconsumo .

Lo denuncia la Alianza por el Autoconsumo, plataforma integrada por más de sesenta entidades defensoras de la instalación de energía solar fotovoltaica para promover el uso de energías renovables y favorecer el ahorro mediante la instalación de placas solares en los tejados. La Alianza ha hecho pública su denuncia, y la ha acompañado de dos listados: uno recoge las malas prácticas detectadas; el otro, los “numerosos ayuntamientos españoles que imponen trabas absurdas” al autoconsumo.

La aprobación en abril del año pasado del Real Decreto (RD) 244/2019 (por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica) supuso un gran paso hacia adelante en el fomento del autoconsumo, según la Alianza, “pero deja cuestiones pendientes de desarrollar y detalles que mejorar”. El RD -apuntan los aliados- da luz verde al desarrollo libre del “autoconsumo individual, compartido y de proximidad, con simplificación administrativa y reconocimiento a la remuneración de los excedentes vertidos a la red”; sin embargo -se queja la Alianza-, deja en el tintero “otras modificaciones y detalles que habría que mejorar para garantizar el ejercicio del derecho individual y colectivo a producir, consumir, compartir, gestionar o vender la propia energía”.

Muchos ayuntamientos ya han adaptado su normativa en aras de fomentar el autoconsumo fotovoltaico en su municipio, mostrando un compromiso real con la ciudadanía, el medio ambiente, la consecución de los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la aceleración de la transición energética a nivel local.

En ese sentido, la Alianza destaca ciertas buenas prácticas procedimentales que muchos ayuntamientos ya han implementado, como (1) la posibilidad de presentar los trámites y/o gestionarlos telemáticamente y de forma sencilla, con tiempos de respuesta coherentes; (2) el establecimiento de bonificaciones o desgravaciones en el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) y/o en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO); o (3) la no necesidad de presentar proyectos visados o licencias de obra, siendo suficiente con la comunicación previa de la instalación.

Lamentablemente -se quejan en la Alianza-, también existen “otros muchos ayuntamientos que imponen trabas que obstaculizan y complican el fomento y el desarrollo del autoconsumo”. Y también lo hacen de muy diversas formas, por ejemplo, (1) complicando innecesariamente trámites administrativos que en realidad deberían ser muy sencillos de ejecutar, (2) exigiendo la presentación de documentación compleja o (3) demorando inexplicablemente sus respuestas una vez el contribuyente ha emprendido el proceso.

La Alianza asegura que no pretende con su informe “señalar” a los ayuntamientos que aparecen en la lista, sino que, antes al contrario, su intención es simplemente dar a conocer situaciones en las que no se está llevando a cabo la tramitación de forma adecuada, ya sea por desconocimiento, falta de personal especializado u otro motivo, “para que las administraciones y sus responsables se coordinen y establezcan una normativa común, sencilla y con la intención real de fomentar el autoconsumo fotovoltaico lo máximo posible”.

Ayuntamientos que obstaculizan el autoconsumo

Entre los ayuntamientos que ponen trabas al autoconsumo destacan las siguientes malas prácticas:

La Bisbal de Penedés (Girona). El Ayuntamiento aplica una tasa de 120 euros por panel solar instalado (el precio de la tasa es superior al coste del panel);

Zaragoza, la tramitación de la licencia de obras puede durar hasta un año (aunque la obra en sí -de instalación de un autoconsumo- puede durar 24 horas);

Palencia, el Ayuntamiento solicita todo un proyecto técnico para una instalación doméstica de menos de 5 kW y, además, la documentación se debe entregar de forma presencial;

Paracuellos, solicita documento con aprobación del Ministerio de Defensa para justificar que la instalación de autoconsumo no tendrá impacto para los aviones; Boadilla del Monte pide abonar una tasa de residuos.

Éstas son algunos ejemplos de las barreras al desarrollo del autoconsumo en España tras la derogación del famoso impuesto al Sol (impuesto vigente entre octubre de 2015 y octubre de 2018) y la posterior aprobación de un nuevo Real Decreto que regula el autoconsumo, RD que simplifica enormemente la tramitación administrativa. Muchos ayuntamientos ya han adaptado su normativa, pero otros interponen trabas absurdas que obstaculizan el derecho de los consumidores a producir, consumir, compartir, gestionar o vender su propia energía.

La Alianza asegura que no pretende con su informe “señalar” a los ayuntamientos que aparecen en la lista, sino que, antes al contrario, su intención es simplemente “que las administraciones y sus responsables se coordinen y establezcan una normativa común, sencilla y con la intención real de fomentar el autoconsumo fotovoltaico lo máximo posible”. Consulta aquí el listado que ha publicado la Alianza y comprueba si tu Ayuntamiento está incluido.

Fuente: Energías Renovables y Nueva Tribuna

Previous ArticleNext Article

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *