La sede de Triodos Bank en Países Bajos ejemplo de compromiso con la sostenibilidad 0 370

Triodos Bank

La nueva sede de Triodos Bank en la finca De Reehorst, es todo un ejemplo de compromiso con la sostenibilidad. El edificio, que se ha construido con materiales sostenibles y se puede desmontar y reconstruir por completo en otro lugar, si fuera necesario. Una apuesta de diseño en armonía con naturaleza, haciendo coherentes los valores sostenibles de la entidad bancaria.

El edificio ha sido premiado como ‘Proyecto más sostenible de 2019‘ por los Premios Cobouw, ‘Edificio de oficinas del año 2019‘ de Architectenweb, ‘Edificio y diseño inclusivo para la naturaleza‘ por ‘Bird Protection Asociaton’ de Países Bajos y ‘Proyecto más sostenible de los Países Bajos 2020‘ por los Premios Duurzaam Bouwen.

El diseño del edificio se basa en el concepto de ‘propiedad rearmable’ del arquitecto que lo ha desarrollado, Thomas Rau. Las diferentes piezas del edificio se mantienen unidas gracias a 165.312 tornillos, lo que permite desmontarlo y reconstruirlo en otro lugar o reutilizar los materiales que se han empleado, gracias también al registro digital de cada componente.

Según su arquitecto, Thomas Rau, este edificio es como ‘una catedral de madera’, y es el primer edificio desmontable a gran escala construido 100% con madera. Tal y como indica el estudio de arquitectura, el edificio contiene 1.615 m3 de madera laminada, más de 1.008 m3 de madera CLT, y 5 troncos de árboles originales. Solo la bodega tiene una construcción de hormigón debido a la gestión del agua. Esto ha creado, según afirma su arquitecto, el edificio con la menor huella de CO2 hasta la fecha.

Se ha prestado especial atención al uso de materiales sostenibles y a la gestión de los residuos. Además se ha puesto especial atención a que los materiales empleados sean no tóxicos y no contaminantes. Por ello la madera utilizada para amueblar el edificio es reciclada y proviene de la finca De Reehorst y del municipio holandés cercano de Utrechtse Heuvelrug.

Tanto las placas de yeso como las vigas de madera del techo del comedor provienen de un proyecto de demolición cercano que se han reutilizado, y los cristales de la fachada del edificio están hechas de plástico reciclado, proveniente del océano.

El propio espacio en el que se construyó el edificio se empleó como lugar de ensamblaje de las piezas que lo forman, lo que significa que se prefabricaron la mayor cantidad de componentes. De esta forma, además de reducir el tiempo de construcción se minimizó el riesgo de dañar el entorno natural y se evitó crear residuos provenientes del proceso de construcción.

Eficiencia energética y calidad del aire

La sede de Tríodos Bank, es además un edificio neutro en energía con una certificación A+++, además cuenta con la certificación BREEAM Outstanding con una puntuación del 94,32%.

En la cubierta del aparcamiento se han instalado placas fotovoltaicas, que en total abarcan 3.300 m2. La energía generada mediante la producción fotovoltaica se utiliza tanto para cubrir las necesidades de suministro del edificio como para cargar los vehículos eléctricos.

El diseño y la construcción se centran en los principios de la naturaleza y la biomimética. La arquitectura biomimética busca soluciones para la sostenibilidad en la naturaleza inspirándose en diseños y procesos naturales.

Las alturas de construcción se han ajustado para permanecer por debajo de la línea de árboles. Se respetaron las rutas de vuelo de los animales de la zona, y se desarrolló un plan de iluminación especial para evitar la desorientación y proteger la fauna.

El nuevo edificio de Triodos Bank dispone de un innovador aparcamiento con estación de carga bidireccional: los coches eléctricos pueden cargar sus baterías y estas, a su vez, pueden utilizarse para almacenar la energía solar del edificio y facilitar su gestión.

El sistema permite a la red hacer frente a picos de demanda de energía, ya que los cargadores bidireccionales están conectados directamente a los 3.300 m2 de paneles solares. Cuenta con una función triple: los automóviles eléctricos pueden cargarse en sus 120 cargadores inteligentes, los vehículos que tengan la batería cargada pueden descargarse y su energía puede usarse en el edificio o devolverse a la red.

En definitiva, los valores se demuestran con ejemplaridad y acciones, y Tríodos Bank marca el camino de las sedes corporativas sostenibles.

Fuentes; Tríodos Bank y Construible.es

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *