Claves de éxito para una financiación verde 0 168

Primera emisión de bonos sociales de la UE: interés de los inversores - SOSTENIBLES

Los bonos verdes emergen como una vía para lograr una reactivación económica alineada con la protección ambiental. Se trata de complementar los fondos públicos con una buena inyección de dinero privado para una recuperación verde.

La recuperación económica tiene que sustentarse en nuevos principios, la apuesta por la digitalización el respeto por el medio ambiente, y la creación de empleo de calidad. Para ello, es necesario movilizar la financiación pública y privada y los bonos verdes emergen como una de las herramientas para ello.

Goldman Sachs calculaba que las emisiones verdes permiten un ahorro de 29 puntos básicos en el mercado estadounidense –considerando ese ahorro como una prima de emisión negativa– y de 14 puntos básicos en el europeo, donde este tipo de colocaciones son mucho más abundantes.

Es verdad, sin embargo, que la emisión verde entraña algunos gastos adicionales por la necesidad de más información específica y algunos preparativos adicionales.

Hay ya algunos casos de éxito como Telefónica, que ha recibido el premio al Mayor emisor verde del sector TIC en 2019 (“The largest green ICT issuer of 2019”) por su emisión de bonos verdes en 2019.

Basada eb esa experiencia, Daniel Maniega, ambientólogo y Jefe de Medioambiente en Telefónica ha publicado un artículo con una serie de buenas prácticas para tener éxito y que una emisión verde sea atractiva y poder llevarlo a cabo en condiciones favorables.

Maniega destaca tres elementos fundamentalmente:

1- Contar con una estrategia alejada del greenwashing. o “lavado verde de imagen”.

2- Apoyarse en un proyecto potente y con impacto y efecto multiplicador

3– Contar con los KPI y el seguimiento adecuado. La trazabilidad y la transparencia son indispensables.

Los inversores lo tienen claro y apuestan por la economía verde con importantes inyecciones de dinero en inversiones y proyectos sostenibles.

Puedes leer el artículo de Daniel Maniega en Think Big Empresas

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *