Espacios verdes y equidad: una herramienta (subestimada) para crear ciudades más equitativas 0 376

Un paseo por un parque puede parecer una cosa poco relevante, pero los espacios verdes pueden jugar un papel muy importante en la construcción de ciudades equitativas. Pueden crear barreras para la igualdad de acceso cuando no están diseñados con un objetivo explícito de satisfacer las necesidades de grupos desfavorecidos como mujeres, personas con discapacidad, ancianos, niños y otros grupos marginados.

La correlación entre la cobertura arbórea urbana y los ingresos está bien documentada en ciudades de todo el mundo. Esto, a menudo, es el subproducto de la desigualdad histórica: las decisiones de infraestructura tomadas hace décadas. Normalmente las áreas más verdes y arboladas suelen beneficiar a los vecindarios ricos y es un factor de desigualdad.

Los bosques urbanos brindan una variedad de beneficios a las personas, lo que significa que su presencia o ausencia puede contribuir a resultados desiguales en salud, riqueza y bienestar general. Las ciudades pueden abordar de manera proactiva la desigualdad al planificar espacios verdes para hacer que los entornos sean más equitativos y mejorar la vida de los residentes.

Planificación forestal urbana y desigualdades existentes

La equidad social tiene como objetivo lograr resultados justos para todos. Esto solo puede suceder si se reconoce que las personas y los grupos sociales enfrentan desafíos que requieren diferentes niveles de apoyo en función de sus necesidades específicas. Ampliar y proteger los espacios verdes es una forma de contribuir a la equidad social y reforzar la falta de acceso de las comunidades marginadas a los beneficios que brindan los parques urbanos.

Los espacios verdes urbanos, si no están bien diseñados, pueden crear barreras para la igualdad de acceso cuando no cuentan con un objetivo explícito de satisfacer las necesidades de grupos desfavorecidos. El tipo, la densidad y el mantenimiento de la vegetación afectan la seguridad de los usuarios del parque, que varía según el género, la edad, la raza y el nivel socioeconómico.

En Delhi, Sydney y Madrid, una actividad de mapeo realizada por Plan International en 2018 reveló que las mujeres encontraron que los parques urbanos representan el 20% de todos los espacios públicos inseguros con respecto a la agresión física y sexual.

Sin la previsión y la regulación adecuadas, el impacto de los espacios verdes en ciertos barrios, puede hacer subir los precios de la vivienda y expulsar a los residentes de bajos ingresos.

Los vecindarios históricamente desatendidos y de bajos ingresos también enfrentan el riesgo de aburguesamiento ecológico . En este proceso, las nuevas comodidades ambientales alimentan la exclusión socioeconómica y la alienación cultural al transformar el vecindario sin abordar las necesidades y preferencias de los residentes actuales. Sin la previsión y la regulación adecuadas, el impacto de los espacios verdes en ciertos barrios, puede hacer subir los precios de la vivienda y expulsar a los residentes de bajos ingresos. Por ejemplo, la revitalización ambiental en muchos vecindarios de Brooklyn y High Line en Manhattan ha desplazado a residentes de bajos y medianos ingresos.

Cuando los espacios verdes urbanos están distribuidos de manera desigual, también lo están los beneficios que brindan.

Construyendo ciudades más verdes e inclusivas

Los espacios verdes urbanos pueden ser una herramienta valiosa para contribuir a la equidad, incluidos los beneficios económicos y de salud , la seguridad mejorada y la resiliencia ante desastres. Para lograrlo, los proyectos de espacios verdes urbanos deben ser justos y contar con la participación de las comunidades en su diseño y aceptación.

Los espacios verdes pueden ayudar a que los vecindarios de bajos ingresos sean menos vulnerables a los riesgos climáticos y para la salud al reducir las temperaturas locales, mejorar la calidad del aire y mitigar las inundaciones . Por ejemplo, en Buenos Aires , la restauración ambiental y el reverdecimiento del lago Soldati es parte de una estrategia multifacética para reducir el riesgo de inundaciones en las áreas de bajos ingresos de la ciudad.

Los espacios verdes también pueden brindar beneficios adicionales que pueden ser particularmente importantes en vecindarios desfavorecidos como proporcionar áreas para el ocio y la vida comunitaria, crear calles más seguras y habitables y reducir los costos de energía del edificio asociados con el enfriamiento.

Dos publicaciones del WRI brindan más evidencia sobre los desafíos y las buenas prácticas: la Guía de aprendizaje sobre equidad social de Cities4Forests, recientemente publicada, que presenta estudios de casos y recursos sobre consideraciones de equidad social relevantes para los bosques urbanos y los programas de infraestructura verde.

Para saber más: World Resources Institute

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *