Barcelona: convertir las escuelas en refugios climáticos 0 179

Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha apostado por convertir once escuelas que actualmente son vulnerables en refugios climáticos. Con fondos de la Urban Innovation Action (UIA), programa de la Comisión Europea para  “Adaptar escuelas al cambio climático a través del verde, el azul y el gris”.

El Consorcio de Educación de Barcelona hizo una convocatoria extraordinaria a todas las escuelas públicas de primaria de la ciudad. Se presentaron 45 escuelas, de las que se seleccionaron 10, una por cada distrito. Para la selección de las escuelas se tuvieron en cuenta criterios climáticos (grado de exposición al calor, cobertura de verde), la intensidad de uso de las instalaciones, el estado de la edificación, los consumos energéticos y el estado de los patios. A parte de las diez escuelas iniciales también se actuará en la escuela Vila Olímpica, que forma parte del proyecto desdel inicio.

El objetivo es convertir once escuelas que actualmente son vulnerables al calor en refugios climáticos abiertos a toda la ciudadanía implementando soluciones tradicionales contra el calor en los edificios y transformando los patios con vegetación, espacios de sombra y puntos de agua.

El cambio climático es una realidad, y afecta a la salud y la calidad de vida de las personas. Barcelona tiene el desafío de prepararse para hacer frente a las altas temperaturas que, según las proyecciones climáticas, afectarán a la ciudad como consecuencia de los efectos del cambio climático.

El Ayuntamiento de Barcelona ha recibido la financiación del Urban Innovation Action (UIA), un programa de la Comisión Europea para el proyecto “Adaptar escuelas al cambio climático a través del verde, el azul y el gris”, que plantea intervenciones en once escuelas con un paquete de medidas azules (incorporación de puntos de agua), verdes (espacios de sombra y vegetación) y grises (actuaciones en los edificios para mejorar su aislamiento).

Tanto el alumnado de las escuelas como la ciudadanía podrán disfrutar de estas mejoras, ya que los patios permanecerán abiertos durante el verano. El proyecto también tendrá una vertiente pedagógica, dado que los niños y niñas participarán en el diseño de soluciones climáticas y en la evaluación de las acciones. Paralelamente, varios centros de investigación evaluarán científicamente los resultados de las intervenciones en términos de salud y confort climático.

La UIA es una iniciativa que tiene como objetivo encontrar y probar nuevas soluciones para retos del desarrollo urbano sostenible que resulten relevantes para el conjunto de los miembros de la Unión Europea. El proyecto de Barcelona ha recibido una subvención FEDER de cuatro millones de euros (más un millón de euros de aportación municipal) y el compromiso es llevarlo a cabo durante el periodo del 2019 al 2022.

Ejes de trabajo

PARTICIPACIÓN: el alumnado, la comunidad educativa y las distintas instituciones y expertos que participan en el proyecto consensuarán el diseño de los espacios y definirán las necesidades específicas.

PROYECTO EDUCATIVO: la definición y el seguimiento de estas medidas estarán incluidos en el proyecto educativo del centro, que trabajará principalmente la información y la formación sobre el cambio climático.

APERTURA DE ESPACIOS PARA LA CIUDADANÍA: el objetivo es que estos espacios no sirvan solo para el alumnado de la escuela, sino también para toda la ciudadanía del entorno, que podrá acceder a los patios en periodo no lectivo.

SALUD Y EVALUACIÓN: todos los cambios serán monitorizados desde la perspectiva de la salud y el bienestar, de manera que se pueda evaluar el impacto logrado en parámetros ambientales, de salud, bienestar, etcétera.

REPLICABILIDAD: se busca que, a través de estas actuaciones, la ciudadanía y la comunidad escolar conozcan la necesidad de impulsar medidas para adaptar la ciudad al cambio climático, y que estas medidas sean replicables en otros edificios, sobre todo escuelas.

En este proyecto participan el Ayuntamiento de Barcelona, el Consorcio de Educación de Barcelona, Barcelona Cicle de l’Aigua, SA (BCASA), la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), ICTA-UAB, el Instituto de Salud Global de Barcelona y la Escuela Vila Olímpica.

Adaptación y Plan Clima

El Plan Clima de Barcelona es un plan transversal que recoge 242 acciones hasta el 2030. Un plan estratégico con propuestas para mitigar los efectos del cambio climático y también de adaptación, de justicia climática y de fomento de la participación ciudadana.

Entre otras, recoge acciones para aumentar la adaptación y la resiliencia de la ciudad ante los efectos del cambio climático que ya percibimos. Concretamente, la línea de acción 1, “Las personas primero”, relativa al bienestar de la ciudadanía, en el punto sobre prevenir el calor prevé mejorar las condiciones de confort térmico en edificaciones y espacios públicos de la ciudad y crear una red de espacios de refugio climático ante altas temperaturas para garantizar la salud y tener un cuidado especial de los colectivos más vulnerables.

Fuente: Ajuntament de Barcelona

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *