El BEI se reconvierte en Banco Climático para apoyar la Europa verde 0 464

El Consejo de Administración del Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha aprobado una nueva hoja de ruta para reconvertir la institución en el Banco del Clima (CBR). Apoyará con 1 billón de euros en inversión para la acción climática y la sostenibilidad ambiental en la década hasta 2030 en el que más del 50% del financiamiento anual dedicado a la inversión verde y la transición justa.

Existe ya un amplio consenso a lo largo y ancho de la Unión Europea que solo se puede construir con garantía el futuro si la economía del viejo continente es sostenible. Para ello, la Unión Europea ha diseñado su hoja de ruta particular con el Green New Deal, el Next Generation EU y el Plan de Reconstrucción y Resiliencia tras la pandemia de la COVID19 que contempla un Fondo de Recuperación Next Generation EU de 750.000 millones de euros – 360.000 destinados a préstamos y 390.000 a transferencias – con el objeto de movilizar recursos públicos europeos para contribuir a una recuperación rápida y transitar hacia un nuevo modelo productivo.

Sin embargo, hace falta además de visión política, compromisos concretos y una hoja de ruta, movilizar los recursos financieros públicos y privados necesarios para hacerlo realidad. Uno de los instrumentos para ello es reorientar el propósito de una de las instituciones que puede ejercer de locomotora.

Las palabras se acreditan con acciones, y el Consejo de Administración del Banco Europeo de Inversiones (BEI), compuesto por representantes de los estados miembros de la UE, ha aprobado una nueva hoja de ruta para reconvertir la institución en el Banco del Clima (CBR) para apoyar los objetivos del Pacto Verde Europeo. y desarrollo sostenible fuera de la Unión Europea. Una decisión estratégica que es mucho más que una etiqueta o un nombre tiene que ver con el propósito de la gran institución financiera de Europa y será el primer Banco Multilateral de Desarrollo en alinearse con los Acuerdos de París.

La estrategia climática del BEI se anunció en la Conferencia sobre el clima de París en 2015 pero es ahora cuando se pisa el acelerador para atacar esta década crítica (2021-2030) y movilizar los billones de inversiones que se requieren para contribuir a conseguir limitar el calentamiento global a 1,5 grados y proteger el medio ambiente y la biodiversidad. Un esfuerzo urgente y necesario que ha tenido el apoyo del Consejo Europeo y de los estados miembros de la UE.

Reconvertir el BEI en el Banco del Clima supone un hito importante que lanza una señal tanto hacia el interior de la UE como del liderazgo de Europa verde en el mundo y que está sustentado en un compromiso con la acción climática y la sostenibilidad. A finales de 2030 el Grupo BEI tiene como objetivo apoyar al menos 1 billón de euros en inversiones en acción climática y sostenibilidad ambiental y se compromete a alinear todas sus actividades con los objetivos y principios del Acuerdo de París. Como ejemplo de la nueva orientación, en su nueva política de préstamos para la energía dejó de financiar nuevos proyectos de energía que dependían de combustibles fósiles sin cesar en noviembre de 2019.

Cuatro áreas de actuación:

La nueva hoja de ruta del Banco del Clima asegura que el Grupo BEI hará una contribución decisiva a una recuperación verde tras la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19. Apoyará de forma decidida los objetivos del Pacto Verde Europeo, incluida una Transición Justa para las regiones que dependen de industrias intensivas en carbono, y a nivel mundial, apoyando las actividades de desarrollo sostenible a través de todos los proyectos que financia. 

La hoja de ruta del Banco del Clima del Grupo BEI se centrará en cuatro áreas clave:  

1) Acelerar la transición del Pacto Verde Europeo, desde la construcción de una mayor resiliencia al cambio climático hasta la protección de la naturaleza. Respaldo de la innovación tecnológica: desde capital semilla para el desarrollo en una etapa muy temprana hasta deuda senior para tecnologías maduras. En 2021, el BEI presentará un Plan de adaptación (en apoyo de la próxima Estrategia de adaptación de la UE) y una nueva Política de préstamos para el transporte (en respuesta a la nueva estrategia de transporte más inteligente y sostenible de la Comisión Europea).

2) Garantizar una transición justa para todos: el apoyo a la cohesión fue uno de los principios fundamentales del BEI cuando se estableció en 1958. Sigue siendo una prioridad fundamental y el Mecanismo de Transición Justa es la piedra angular de la respuesta de la UE.  El BEI presentará un plan detallado de transición justa en 2021, una vez que se acuerde el Mecanismo de transición justa de la UE. A nivel mundial, está reforzando sus esfuerzos en torno a temas clave que se encuentran en el centro del desarrollo social, la sostenibilidad ambiental y la acción climática: igualdad de género y conflicto, fragilidad y migración.

3) Apoyo a las operaciones alineadas con París: el Grupo BEI ya no apoyará proyectos que expanden la actividad agrícola a áreas de alto stock de carbono, expansiones de capacidad aeroportuaria y nuevas plantas convencionales intensivas en energía. Además, en el contexto de la evaluación del caso económico de la inversión, el Banco utilizará un costo sombra revisado y aumentado del carbono. 

4) Fomento de la coherencia estratégica y la rendición de cuentas: el enfoque del Grupo BEI se basará en tres aspectos transversales: (1) política, para establecer cómo las actividades relacionadas con el clima encajan en el contexto más amplio de las finanzas sostenibles y la sostenibilidad ambiental y social en general – incluida la alineación con la taxonomía de la UE; (2) transparencia, responsabilidad y garantía de calidad; y (3) apoyo institucional a las actividades del Grupo BEI. En 2021, el BEI consultará sobre su marco de sostenibilidad ambiental y social del Grupo BEI y las normas ambientales y sociales del BEI.

En definitiva, una decisión financiera estratégica que puede constituir un impulso a la agenda climática y dar coherencia y sentido al conjunto de las políticas de la Unión Europea en el que todos estamos llamados a cumplir con la tarea.

Pau Solanilla, co-fundador de Sostenibles.Org

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *