Japón: ciudades inteligentes centradas en las personas 0 143

Si bien más del 60 % de la población mundial vive en zonas urbanas, en Japón lo hace el 92%. Un enorme reto en términos de sostenibilidad en el que el país asiático afronta el futuro creando nuevos tipos de ciudades apostando por la ciencia y tecnología.

Japón demuestra que no hace falta ser una gran ciudad para ser una ciudad inteligente y que las comunidades más pequeñas también puden apostar por tecnología innovadora como el Internet de las cosas (IoT) o por nuevas tendencias como la economía compartida y colaborativa para ser más sostenibles.

En la apuesta por la innovación y las ecociudades inteligentes destaca Fujisawa. Construida en el lugar que ocupaba una antigua fábrica de Panasonic, esta nueva comunidad es el hogar de unas 2 000 personas. Todas las casas están equipadas con paneles solares y sistemas inteligentes de monitorización. Esto permite a los residentes hacer un seguimiento de su consumo de energía, tanto en el hogar, como en la comunidad.

Además de la sensibilización, existen incentivos para reducir los niveles de C02. Los residentes pueden obtener ganar recompensas por sus buenas acciones ecológicas. También se les anima a utilizar la bicicleta y a compartir vehículos eléctricos.

A diferencia de otros proyectos de ciudades inteligentes centradas en la tecnología, allí, lo primero que se tuvo en cuenta fue, los propios residentes. Los planificadores proyectaron una visión a largo plazo, de 100 años, y consideraron cada aspecto de sus vidas; desde la energía a la seguridad, la movilidad, el bienestar, la comunidad y, también, las emergencias.

«En cuanto a la sostenibilidad, en esta ciudad hemos establecido algunos objetivos medioambientales y energéticos. Están relacionados con la reducción de CO2, el ahorro de agua, el uso de energía renovable y, lo más importante, un plan de recuperación en caso de que ocurra un desastre natural. Así que, nos hemos asegurado de que pueda ser autónoma en términos de electricidad y alimentos, durante 3 días», afirma Arakawa Takeshi, director general del Grupo de Desarrollo de Negocios de la Corporación Panasonic.

La Ciudad Inteligente Sostenible de Fujisawa gana reconocimiento como un caso de estudio pionero en Japón.

Otra de las ecociudades es Kashiwa-no-ha. Una ciudad totalmente revolucionaria. Cuenta con una instalación de red energética inteligente que incluye uno de los sistemas de células de almacenamiento de iones de litio más grandes de Japón, así como generadores solares y, de gas, de emergencia.

Supervisada por el Centro Inteligente de la ciudad, la red puede responder inmediatamente a una escasez de energía y ser autónoma durante tres días. Cuenta con un sistema único de gestión de energía diseñado después de que la ciudad sufriera un apagón tras el terremoto de marzo de 2011 y ha ayudado a reducir el índice máximo de consumo de energía en más de una cuarta parte.

Proyecto ‘Sociedad 5.0’

«En este momento, Japón está construyendo ciudades inteligentes basadas en un concepto lanzado por el Gobierno llamado ‘Sociedad 5.0’. La idea central de este concepto es ‘ciudades inteligentes centradas en la gente’ o ‘centradas en el ser humano’.

Kashiwa-no-ha no solamente está apostando por las últimas tecnologías. Queremos asegurarnos de que los ciudadanos puedan dominarlas para construir un lugar donde todos puedan sentirse felices», señala Deguchi Atsushi, vicedecano del departamento de Ciencias Fronterizas de la Universidad de Tokio.

El Centro de Diseño Urbano es el lugar donde los habitantes pueden acceder a más información sobre su ciudad inteligente y el vínculo como comunidad.

«Como ciudadano, hoy, he querido participar en un taller para decidir cómo construir la ciudad del futuro mediante una colaboración entre los residentes y la región. Además, hay autobuses de conducción automática cerca de la ciudad inteligente y he participado en las pruebas para ponerlos en marcha», concluye un ciudadano que reside en la ciudad inteligente de Kashiwa-no-ha.

Este espacio también sirve como centro de asociación entre los diferentes interesados en el proyecto, provenientes del medio público, del privado y del académico. Pero en Japón, el ingrediente clave para el éxito de las comunidades inteligentes del mañana es la colaboración.

Fuente: EURONEWS

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *