Competencias Digitales, la nueva frontera por conquistar 0 654

digitalización

El 43% de la población española carece de competencias básicas digitales y la participación de mujeres especialistas en Tecnologías de la Información permanece estancada.El Plan Nacional de Competencias Digitales apuesta por cuatro ejes: las competencias digitales transversales, la transformación digital de la educación, las competencias digitales para el empleo y las competencias para profesionales digitales.

La rápida transformación digital de la economía y la sociedad ha convertido a las competencias digitales en herramientas básicas para poder aprovechar las oportunidades que ofrece desde el punto de vista económico, social y ambiental.

La situación excepcional derivada de la pandemia del COVID-19 ha acelerado el proceso de digitalización, poniendo de relieve las fortalezas de la sociedad. Por un lado, las infraestructuras de conectividad, el desarrollo de la administración electrónica en algunos ámbitos clave y la adaptabilidad de buena parte del tejido empresarial.

Por otro, la falta de equipamientos y la baja capacitación digital de buena parte de la población, con particular incidencia en aquellos sectores que están viviendo un proceso acelerado de cambio, en el ámbito de la educación y en las PYMEs.

La transición ecológica es un motor cada vez más importante de la demanda de mano de obra y de la oferta de conocimientos digitales especializados. La transición a una economía más ecológica y resiliente pueden maximizarse desarrollando simultáneamente las aptitudes, los conocimientos y las competencias “verdes” que requieren los procesos y las tecnologías que hacen un uso eficiente de los recursos, e integrándolos en las empresas y las comunidades.

La adquisición y el desarrollo de competencias digitales se erige, así como una de las prioridades clave  del  Plan  de  Recuperación,  Transformación  y  Resiliencia,  donde la  transición  verde   y digital van de la mano para impulsar la recuperación económica y la creación de empleo de calidad, modernizar el modelo productivo y reforzar la vertebración social y territorial del país, combatiendo el problema de la España vaciada.

Un proceso que ha de tener una aproximación inclusiva, dirigiéndose a mejorar la capacitación de todos y todas, sobre todo para las personas en riesgo de exclusión social, responsable, sostenible y en colaboración con el sector privado y el tercer sector, debido al carácter universal y transversal de las competencias digitales.

En este proceso, la implicación de los sistemas de educación y formación profesional son esenciales para llegar a todas las personas, desde los más jóvenes, hasta las personas adultas que requieren cualificación, recualificación y refuerzo de competencias digitales que respondan a las nuevas demandas ambientales y sociales.

Una prioridad estratégica europea

La Estrategia Digital Europea reconoce la necesidad de fomentar la implantación de tecnologías digitales para promover una economía justa y competitiva, una sociedad abierta, democrática y sostenible, y en definitiva una mejor calidad de vida para la ciudadanía europea.

El Programa Europa Digital 2021-2027 se centra en reforzar las capacidades de Europa en inteligencia artificial, informática de alto rendimiento, ciberseguridad y competencias digitales especializadas.

El Pacto Verde Europeo, concebido como un motor para la transformación de la economía europea en las próximas décadas que transforme a Europa en el primer continente climáticamente neutro, se ha convertido en un pilar fundamental para la reconstrucción de la economía europea en el corto plazo después del shock inducido por el COVID19.

La nueva estrategia industrial europea reconoce la importancia de las capacidades para la doble transición ecológica y digital, y las oportunidades que pueden crear para las personas.

Por todo ello que la Comisión Europea apuesta de manera decidida porque la transición verde y digital vayan de la mano y, por tanto, lo haga también el refuerzo de competencias digitales y verdes que permita a Europa acelerar y aprovechar todas las oportunidades de este nuevo modelo.

En cuanto a España, la Agenda Digital 2025 establece la capacitación digital entre sus 10 ejes prioritarios, con el objetivo de “reforzar las competencias digitales de las personas trabajadoras y del conjunto de la ciudadanía” y persiguiendo la meta de lograr que el 80% de la población española tenga competencias digitales básicas a la finalización de su periodo de programación.

-Casi la mitad de la población española (43%) carece de competencias digitales básicas y un 8% jamás ha utilizado internet.

-La proporción de personas graduadas TIC solo representa un 4% del total de graduados. La proporción de especialistas en TIC en el empleo total es del 3,2%.

-La participación de mujeres especialistas en TIC permanece estancada durante los últimos cuatro años en torno al 1% del empleo femenino total.

La falta de competencias digitales, tanto básicas como avanzadas, supone así un freno a la transformación digital. Las competencias digitales son así la nueva frontera por conquistar que deberá afrontar retos muy importantes e ineludibles:

1-Que nadie se quede atrás en su inclusión en el mundo digital.

2-Disminuir la brecha digital por cuestión de género, incrementando el número de mujeres matriculadas, graduadas y trabajadoras en sectores TIC.

3-Garantizar la adquisición de competencias digitales adecuadas para la educación, tanto por parte de los docentes como del alumnado de todos los niveles del sistema educativo.

4- Garantizar la adquisición de competencias digitales avanzadas a las personas ocupadas y desempleadas.

5-Garantizar que las empresas españolas en general, y las PYMEs en particular, cuenten con las competencias digitales suficientes para afrontar su proceso de transformación digital.

6-Garantizar que España cuente con una oferta formativa suficiente para responder a la necesidad de especialistas digitales en los diferentes sectores productivos (la demanda de estos perfiles crece hasta 4 veces más rápido que la oferta).

En este contexto, el presente Plan Nacional de Competencias Digitales tiene por objeto superar cada uno de estos retos, proporcionando una hoja de ruta para identificar las medidas necesarias que aseguren que toda la ciudadanía cuenta con las herramientas necesarias para adquirir y desarrollar competencias digitales.

El Plan distingue siete líneas de actuación y un total de dieciséis medidas, orientadas a mejorar las competencias digitales en siete ámbitos diferentes:

LÍNEA DE ACTUACIÓN MEDIDAS
1. Capacitación digital de la ciudadanía (con énfasis en colectivos en riesgo de exclusión digital).Red nacional de centros de capacitación digital, a través de la utilización de los centros integrados y de referencia nacional de formación profesional. Oferta online gratuita de acceso masivo (MOOC).Acciones específicas de inclusión digital.
2. Lucha contra la brecha digital de género.Programa de fomento de vocaciones científico-tecnológicas en el sistema educativo. Programa de fomento de la capacitación digital de las mujeres y de participación en itinerarios formativos tecnológicos.
3. Digitalización de la Educación y desarrollo de las competencias digitales para el aprendizaje en la Educación. Plan de Digitalización y Competencias Digitales del  Sistema Educativo para la dotación de medios digitales para los centros educativos y el alumnado, el desarrollo de la competencia digital con programas de formación específicos, recursos educativos digitales y el desarrollo de metodologías y competencias digitales avanzadas.
Incorporación en los currículos de las etapas obligatorias de competencias digitales y de programación. Creación de Recursos Educativos Abiertos para la enseñanza con medios digitales y evolución de una herramienta de autor para su creación.
Plan de Formación Profesional digital (FPDigital), para la digitalización de las enseñanzas de Formación Profesional y la introducción de competencias digitales en el currículum de los diferentes títulos.
Plan Uni Digital de modernización del Sistema universitario español, que impulsará el aprendizaje de competencias digitales tanto promoviendo un mayor número de titulaciones como renovando los programas existentes.
4. Formación en competencias digitales a lo largo de la vida laboral (personas desempleadas y ocupadas del sector privado).Programas de Formación Profesional de capacitación modular y flexible orientado a la recualificación y refuerzo de competencias de las personas trabajadoras (reskilling y upskilling).
Integración en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales la acreditación de competencias digitales a diferentes niveles, con especial énfasis en las competencias digitales básicas.
5. Formación en competencias digitales de las personas al servicio de las Administraciones Públicas. 13. Programa de capacitación digital de las Administraciones Públicas.
6. Desarrollo de competencias digitales para las PYMEs. 14. Programas para la transformación digital de las PYMEs.
7. Fomento de especialistas TIC (tanto titulados de Formación Profesional como universitarios).Adaptación de la oferta formativa de formación profesional y universitaria existente, diseñando nuevas especialidades que permitan adquirir competencias digitales avanzadas.

Programa de atracción y retención de talento en el ámbito digital.

Las competencias digitales destacan por su carácter transversal, que afecta a políticas sectoriales de diferente naturaleza, y, por tanto, a distintos ámbitos de las Administraciones Públicas. Con el fin de coordinar las acciones por parte del sector público y de impulsar también la colaboración público-privada, se creará un “hub de competencias digitales”, como espacio de trabajo, foro de diálogo, red de conocimiento, laboratorio de ideas y canal de difusión de las medidas y resultados del Plan.

Para saber más: Plan Nacional de Competencias Digitales

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *