La Economía Circular como Propósito en las Organizaciones 0 294

Miguel Lapeña Cregenzán

En la Década de la Acción y para poder cumplir con los 17 Objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, es importante generar nuevos modelos de gestión, de diseño y de producción. La Economía Circular emerge como uno de las grandes apuestas de las organizaciones.

Si nos paramos a reflexionar, la economía tradicional ha generado muchas oportunidades, pero también, nos ha llevado a un desgaste del Planeta y de sus Recursos. En la Década de la Acción y para poder cumplir con los 17 Objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, es importante generar nuevos modelos de gestión, de diseño y de producción.

Pero han sido las consecuencias de la COVID-19, quién nos ha llevado a reflexionar sobre nuestra vulnerabilidad, tanto en materia de salud, como económica, por ello, es momento de actuar y de aprovechar toda la aceleración que la pandemia nos ha acelerado en materia de sostenibilidad, innovación y transformación digital, para impulsar el propósito de la Economía Circular.

El impulso estratégico en empresas y organizaciones del ODS12 Producción y Consumos Responsables, debe de formar parte del Propósito de las Organizaciones, liderado por la Alta Dirección y, sobre todo, aplicando la Meta 12.6: Alentar a las empresas a adaptar prácticas sostenibles e informes sobre sostenibilidad.

Esta apuesta de las empresas por la Economía Circular debe de formar parte de la cultura de la organización, integrándola en el Core Business del negocio, en el Propósito en la Visión, contando con el dialogo abierto y permanente con los Grupos de Interés y con las Personas que forman las estructuras empresariales.

En este artículo, quiero centrarme en la importancia de implantar la Economía Circular en las Pymes y Empresas Familiares, como nuevo modelo de diferenciación, de crecimiento y de orientación a nuevos Clientes y Mercados.

En una reciente píldora formativas organizada por la Red Española del Pacto Mundial, se ponían de manifiesto los siguientes beneficios en la aplicación de la Economía Circular:Orientación a una nueva economía donde sus ejes son las Personas, la Sociedad y el Planeta.

-Oportunidades de nuevas líneas de negocio a través de la Innovación.

-Seguridad en la Cadena de Suministro.

-Lealtad de los Clientes.

-Mejora de la imagen de marca: Percepción – Reputación.

-Anticiparse a los cambios legislativos.

-Mitigación de los riesgos.

-Eficiencia en el uso de las materias primas.

-Generar menos residuos.

Para impulsar la Economía Circular en la empresa – Pyme, es fundamental establecer Alianzas con otros actores, tanto públicos, como privados, siempre alienado con el consumo sostenible y las plataformas colaborativas, aprovechando e impulsando las Buenas Prácticas.

El éxito por la apuesta de la Economía Circular, pasa por reducir los impactos negativos y aumentar los positivos, definir y establecer prioridades y planes de trabajo, contar con los Grupos de Interés, establecer objetivos SMART y, sobre todo, implantar indicadores de medición, siempre desde la integración de este proyecto sostenible, en todas los Departamentos de la Pyme.

Para impulsar una correcta diferenciación en la estrategia del impulso en la Pyme de la Economía Circular, es fundamental la comunicación, tanto interna, como externa, teniendo en cuenta los Grupos de Interés y considerándola, como un elemento clave de Marketing, aprovechando las últimas tendencias en digitalización que nos han dejado la aceleración llevada a cabo por la COVID19.

Para finalizar, quiero hacer mención del Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030, donde destaca los siguientes datos del INE: “El volumen total de residuos en 2015, fue de 21.16 millones de toneladas”.

Con este dato estadístico, quiero destacar la importancia que tiene la Economía Circular para concienciar y prevenir la generación de residuos, fomentando estrategias de reciclajes, tanto en el ámbito empresarial, como en el ámbito municipal, aquí los Ayuntamientos juegan un papel decisivo y motivador.

En la economía verde y digital del Siglo XXI, lo público y lo privado, deben de ir de la mano.

Miguel Luis Lapeña Cregenzán. Microinfluencer en RSC, ODS y Sostenibilidad.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *