Alta demanda de la primera emisión de bonos verdes soberanos de España 0 77

riesgo climático

Primera emisión de bonos verdes soberanos del Reino de España por importe de 5.000 millones de euros a un plazo de 20 años. Los fondos se destinarán a financiar proyectos que impulsen la transición ecológica y dirigidos a la mitigación y adaptación al cambio climático, el uso sostenible y la protección de recursos hídricos y marítimos, la transición hacia una economía circular, la prevención y control de la contaminación, y la protección y recuperación de la biodiversidad y los ecosistemas.

La emisión ha recibido una elevada demanda, más de 60.000 millones de euros, de inversores a largo plazo que ha permitido adjudicar los 5.000 millones de euros emitidos entre e 464 cuentas inversoras. Ha superado 12 veces la cantidad emitida, con una ratio de cobertura superior a la de las emisiones inaugurales de bonos verdes de otros países europeos y ha contado con una elevada participación de inversores internacionales, el 91,7 %, y de inversores centrados en la sostenibilidad a largo plazo. Una señal de la apuesta por la agenda medioambiental.

La emisión del bono verde se ha hecho de acuerdo a lo establecido en el Marco de Bonos Verdes del Reino de España, publicado en julio de 2021, que ha recibido la máxima calificación medioambiental otorgada por el verificar independiente Vigeo Eiris a un emisor soberano europeo.

Tras la emisión, la vida media de la cartera de valores del Tesoro Público aumenta hasta los 8,09 años, por encima de los 7,75 años registrados a finales de 2020. Con esta emisión, la ejecución del programa de deuda a medio y largo plazo se sitúa en el 80,1%.

Características de la emisión

​El bono emitido hoy vence el 30 de julio de 2042. La vida media de la cartera aumenta hasta los 8,09 años. Con esta sindicación de 5.000 millones de euros, el Tesoro lleva emitido el 80,1 % de su objetivo de financiación a medio y largo plazo para 2021, tras la reducción anunciada en el mes de julio de 20.000 millones de euros.

La demanda final se ha repartido entre 464 cuentas inversoras de muy alta calidad, destacando la elevada participación de inversores internacionales, que han alcanzado el 91,7 % y la gran participación de fondos de pensiones y aseguradoras, así como de inversores nórdicos, agentes más centrados en el largo plazo y en el fomento de la sostenibilidad.

Es destacable que dos tercios de la emisión ha ido a inversores comprometidos con el mercado de bonos verdes.

Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las aseguradoras y fondos de pensiones, que han representado un 47 %, seguidas de las gestoras de fondos (18,8%), los bancos centrales e instituciones oficiales (9,5 %), y las tesorerías de los bancos (8,9 %). El resto de inversores bancarios ha representado un 8,7 %, los fondos apalancados un 2,9 % y el resto de inversores un 4,2 %.

En la distribución por países destaca la participación de inversores de Francia e Italia, con el 25,3 %, Alemania, Austria y Suiza, con el 20,2 %, el Reino Unido e Irlanda, con un 14 %, y el resto de la UE, con un 13 %. Los países nórdicos han representado un 11,9 %, Estados Unidos y Canadá un 4,1 %, Asia un 2,1 % y Oriente Medio un 0,6 %. Otros inversores han representado un 0,5 %. 

BBVA, Banco Santander, Barclays, Crédit Agricole, Deutsche Bank y JP Morgan han actuado como directores de esta emisión. El resto de los miembros del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como codirectores. ​

Fuente: MITECO


Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *