Foodback de Mercabarna: aprovechamiento de frutas y verduras no comercializables 0 458

foodback

Mercabarna pone en marcha el nuevo centro de aprovechamiento alimenticio de Mercabarna, el Foodback. Una iniciativa pionera de bioeconomía circular que quiere incrementar el aprovechamiento de frutas y verduras no comercializables, pero que son aptas para el consumo humano.

Foodback ss el equipamiento es clave en el nuevo sistema de gestión de materia orgánica en Mercabarna. En él se hace el triaje de frutas y hortalizas excedentarias para darles una segunda vida, distribuyéndolas a entidades sociales o transformándolas.

Un proyecto pionero respecto a la gestión de excedentes en los mercados mayoristas de España, que representa un paso adelante en el compromiso de Mercabarna con la lucha contra el desperdicio alimentario. Se trata de un nuevo sistema de gestión de materia orgánica vegetal , fuera del circuito de comercialización con el que daremos una segunda vida a las frutas y hortalizas excedentarias.

El Foodback será el equipamiento clave en el nuevo sistema de gestión de materia orgánica, donde se realizará la selección de frutas y hortalizas excedentarias aportadas por los operadores de Mercabarna para darles una segunda vida. En función de este cribado, el producto se distribuirá a entidades sociales, siendo el primer destinatario, o bien se transformará para ser aprovechada al máximo.

El objetivo de la iniciativa es convertir los residuos en recursos, en un proceso que tendrá un impacto positivo tanto en el medio ambiente como en la sociedad y el Foodback, será el equipamiento clave de esta nueva operativa.

Va dirigido a los usuarios del Mercado Central de Frutas y Hortalizas, Biomarket y Zac . En la actualidad toda la materia orgánica vegetal excedentaria no aprovechable tanto del MCFiH como del Biomarket se deberá verter en una compactadora inteligente más cercana y darle una segunda vida.

Una vez en el Foodback, ¿cómo se gestiona la selección?

Si la mayoría de materia orgánica vegetal excedentaria se considera aprovechable, se llevará a cabo un triaje interno exhaustivo que tendrá como finalidad abastecer a todas las entidades sociales colaboradoras o bien deberá ser transformada para poder ser aprovechada. Si la mayoría de materia orgánica vegetal excedentaria se considera no aprovechable, los profesionales del triaje entregarán una documentación para que dirigir los residuis orgánicos al Punt Verd.

A este proyecto colaborativo contribuyen la Fundación Formación y Trabajo (inserción sociolaboral de personas en situación de vulnerabilidad para realizar el triaje), la Fundación Banco de los Alimentos de Barcelona (coordinación de la distribución de los alimentos elegidos) y Caritas, Cruz Roja en Cataluña y programa Alimenta (distribución de alimentos). Cuanta además con el apoyo de la Fundación la Caixa, Generalitat de Catalunya y Asociación de Empresas Mayoristas de Mercabarna.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *