ESG y su impacto en la reputación de las organizaciones 0 71

José Pablo García

Ya no valen aquellas estrategias en las que se generan “gestos amables” con el ambiente. O mensajes deapoyo social, pero sin generar acción. Asimismo, el greewashing para recuperar o limpiar la imagen de una organización en una campaña de marketing es altamente castigado por los consumidores, clientes y usuarios.

ESG es el acrónimo de ambientales, sociales y gobierno corporativo, por sus siglas en inglés. Inclusive, los criterios ESG ya son considerados por muchos expertos como los elementos que van a marcar la transformación de la economía en los próximos años.

Ya no valen aquellas estrategias en las que se generan “gestos amables” con el ambiente. O mensajes deapoyo social, pero sin generar acción. Asimismo, el greewashing para recuperar o limpiar la imagen de una organización en una campaña de marketing es altamente castigado por los consumidores, clientes y usuarios.

El greewashing para recuperar o limpiar la imagen de una organización en una campaña de marketing es altamente castigado por los consumidores, clientes y usuarios.

Economía de la reputación

Vivimos en la economía de la reputación, por lo que estos criterios juegan un papel elemental para protegerla e impulsarla. Subestimarlos o ignorarlos puede causar un grave daño a la reputación de las organizaciones, poniendo en jaque la credibilidad y confianza en el mercado.

Adaptar la actividad de las organizaciones a los criterios ESG es algo que debe darse por convicción y no por obligación. El compromiso debe ser gestionado desde lo más alto, para que se vea reflejado en la cultura corporativa y compartida por todos los colaboradores.

Si analizamos en resumen cada uno de los criterios, vamos a encontrar que estamos ante una herramienta fundamental para generar valor para las organizaciones:

Criterios Ambientales (E: enviroment): Estos abarcan factores como las emisiones de carbono y cambio climático. Así como la energía que consume y su desperdicio, los recursos necesarios y sus consecuencias para los seres humanos, entre muchos otros.

Criterios Sociales (S: social): En este caso, podemos referirnos a las relaciones de la organización y la reputación que genera en las personas e instituciones en las comunidades en las que centra su actividad. Además, involucra temas de inclusión, diversidad y relaciones laborales, entro otros.

Criterios Gobierno: (G: Government): Se refiere al sistema interno de prácticas, controles y procedimiento adoptados por la compañía para gobernarse. Es el fundamento para la toma de decisiones, cumplir la ley para lograr satisfacer las necesidades de importantes agentes externos.

Su relevancia como generadores de valor es tan importante que la firma Mckinsey, en su informe Business, Functions, Strategyand Corporate Finance 2020, fue contundente al afirmar que todas las inversiones orientadas a ESG experimentaban una fuerte subida y con una significativa tendencia alcista.

“La inversión en sostenibilidad a nivel mundial ya supera los $30 billones, un aumento de 68% desde 2014 y 10 veces más que en 2004.

“Esta aceleración fue impulsada por un creciente interés de la sociedad, gobiernos y consumidores en el impacto total de las corporaciones.

“También por inversores y ejecutivos que comprenden que una propuesta ESG convincente puede proteger el éxito de sus compañías en el largo plazo”, revela parte del informe de Mckinsey.

Inclusive, en este mismo informe se exponen cinco maneras sencillas para justificar una propuesta de ESG desde la perspectiva económica para las organizaciones.

“ESG se vincula con el flujo de caja de cinco maneras: (1) contribución a la mejora de los ingresos, (2) reducción de costos, (3) minimización de intervenciones legales y regulatorias, (4) aumento de la productividad del personal, y (5) optimización de inversiones y gastos de capital”, concluye el informe.

Es importante recordar que una agenda ESG debe abarcar al menos tres dimensiones fundamentales: informes, estrategias y transformación empresarial.

Eso sí, es indispensable incluir la comunicación, ya que los grupos de interés esperan una mayor visibilidad y notoriedad de una mayor cantidad de métricas no financieras, y así, comprender los riesgos sociales y medioambientales.

En conclusión, la rentabilidad y sostenibilidad futura de las organizaciones exige a las empresas y organizaciones, demostrar elevados índices de compromiso con el entorno. También con la sostenibilidad y un desarrollo ético en la gestión, de lo contrario, serán penalizadas por sus diferentes grupos de interés.

José Pablo G. Roldán, consultor en reputación corporativa

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *