Abordar la vulnerabilidad frente al cambio climático 0 436

El fondo de pérdidas y daños de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) fue aprobado en la pasada 27º Conferencia de las partes y es un fondo destinado a ayudar a los países vulnerables a hacer frente a los desastres climáticos empeorados debido al cambio climático.

Está diseñado para proporcionar fondos a los países en desarrollo para ayudarlos a lidiar con los efectos del cambio climático que ya están sufriendo, como inundaciones, sequías, huracanes, deslizamientos de tierra e incendios forestales.

El fondo aún está en desarrollo, pero se espera que se centrará en la prevención y la adaptación, así como en el respaldo financiero para las pérdidas y los daños. Los gobiernos tomaron una decisión innovadora para establecer nuevos acuerdos de financiamiento, así como también un fondo específico, para ayudar a los países más vulnerables a hacer frente a los impactos del cambio climático.

Las naciones en desarrollo quieren que los países desarrollados ayuden a pagar los daños inducidos por el cambio climático, teniendo en cuenta el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Cómo hacerlo es un tema difícil que ha generado un intenso debate entre los países en desarrollo y los países desarrollados. El fondo se centrará en lo que se puede hacer para respaldar los recursos por pérdidas y daños, pero no incluye disposiciones de responsabilidad o compensación. Esto incluye medidas para prevenir desastres climáticos, así como para apoyar a aquellas personas y comunidades que han sufrido directamente los efectos del cambio climático.

Es necesario, comprender la vulnerabilidad climática de los afectados para la negociación del funcionamiento de este fondo.

La vulnerabilidad al cambio climático se refiere a la medida en que una especie, hábitat, comunidad o ecosistema es susceptible a ser dañado por los efectos negativos del cambio climático. Esto incluye los cambios en el clima, la variabilidad climática y los fenómenos extremos.

 La vulnerabilidad es una función del carácter, magnitud y rapidez del cambio climático y la variación a la que un sistema está expuesto, su sensibilidad y su capacidad de adaptación. Y ésta, puede variar según la región y el sector, y afectar a los recursos naturales, la infraestructura, la economía, la salud y el bienestar humano.

Los países en desarrollo enfrentan mayores niveles de vulnerabilidad climática debido a la escasez de recursos para hacer frente a los impactos del cambio climático, la falta de infraestructura adecuada y la debilidad de la resiliencia de sus sistemas.

Dado que la vulnerabilidad climática, juega un papel fundamental en eventos extremos que causará el cambio climático, es necesario comprender, bajo el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas, que no se puede limitar el acceso al financiamiento en casos de emergencia, a eventos con alta probabilidad de daños producto de la vulnerabilidad climática.

¿Que se quiere decir con esto?, es bien sabido que en general las costas de muchos países, son vulnerables a tener inundaciones por efectos del cambio climático, este fondo, viene a dar respuesta a las perdidas y daños que generen estos desastres climáticos y no se debe condicionar el acceso al financiamiento por el previo conocimiento de la vulnerabilidad.

 

Autor: Carlos Manuel González, Máster en Gestión de ONG’s y Cooperación Internacional y PHD (C) en Desarrollo Sustentable.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *