Economía Circular y Territorio 0 434

Miguel Lapeña Cregenzán

Estos últimos días estamos asistiendo a preocupantes noticias referentes a las afecciones negativas provocadas por el cambio climático, como es el aumento histórico de las temperaturas en los océanos durante los últimos 40 años alcanzando en abril de este año, los 21,1 grados.

Todo ello, fruto de un modelo económico totalmente lineal, donde pensábamos que los recursos eran ilimitados y bajo unas perspectivas de consumo de usar y tirar y obviar los conceptos de reutilizar, regenerar, reciclar y reparar.

Frente este modelo obsoleto, la oportunidad en esta nueva economía es un sistema más sostenible como es la Economía Circular, la cual puede aportar innovadoras y creativas iniciativas para mejorar el Planeta actual.

Estamos a tiempo para poder cambiar este modelo productivo, siempre desde el impulso estratégico de la Economía Circular desde el ámbito empresarial y público, alargando a través del ecodiseño, el ciclo de vida del producto y reduciendo emisiones en materia de CO2, tal y como establecen los objetivos del Pacto Verde Europeo y de la Agenda 2030.

El ecodiseño en Economía Circular es innovación y la I+D es Talento y oportunidades de desarrollo personal y profesional consolidando los equipos y la retención de las personas cualificadas. 

Es importante destacar que a través de procesos de incorporar el ecodiseño y la innovación en el ciclo de vida de producto o servicio, se generan nuevos conceptos como es el cambio de percepción de un residuo a un subproducto que, con innovación, se convierte en una materia prima la cual se incorpora de nuevo en el proceso productivo.

Esta buena práctica que requiere de la colaboración de centros e institutos tecnológicos es clave en sectores como el textil, donde la moda re-fasion, y un consumo acelerado de la misma, es uno de los objetivos estratégicos de la Comisión Europea en materia de Economía Circular, donde una nueva oportunidad a la prenda a través de segundas vidas, genera nuevos modelos económicos de comercio de proximidad y del concepto de reparación y valorización en el sector textil.

La Economía Circular es clave para generar nuevas oportunidades y nichos de empleo, siempre desde la cualificación y desde la formación permanente para estar en las últimas megatendencias en su gestión empresarial y publica, en este aspecto, es clave el ODS17 Alianzas para conseguir los Objetivos, siempre desde la colaboración público – privada.

Hablando de tendencias, es clave destacar la importancia de las nuevas tecnologías en todo el desarrollo transversal de la Economía Circular, siendo un aspecto clave la Inteligencia Artificial o el Blockchain aplicado en todo el proceso productivo y de reforzando la garantía y servicio hacia los usuarios – clientes.

Pero si algo es importante destacar de este nuevo modelo económico, es la oportunidad de generar empleo y trabajo decente en el territorio porque muchos proyectos empresariales de Economía Circular se están llevan a cabo en zonas rurales. 

Nuevos modelos económicos basados en la innovación, afrontando con responsabilidad los retos sociales y ambientales de este siglo, ese es el reto de las empresas e instituciones de impulsar los valores y los objetivos de la Economía Circular. Por suerte, son muchas las empresas y administraciones públicas que lo lideran, un ejemplo de ello, es la Estrategia Aragón Circular impulsada por el Gobierno de Aragón, los agentes sociales y las empresas.

Miguel Luis Lapeña Cregenzán , Director General de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón. Embajador Europeo por el Pacto Climático por España. UN Volunteers. Investigador Global Academy.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *