Tratado global para reducir la contaminación por plásticos: ¿qué medidas se están tomando? 0 868

La contaminación por plásticos se ha convertido en uno de los problemas ambientales más urgentes y preocupantes de nuestro tiempo. Con la creciente producción y consumo de plásticos a nivel mundial, los impactos negativos en el medio ambiente, la vida marina y la salud humana son evidentes.

Ante esta crisis, ha surgido un interés global en abordar esta problemática a través de un tratado internacional que permita tomar medidas efectivas y coordinadas. En marzo del 2021, los Estados Miembros de la ONU acordaron por unanimidad desarrollar un tratado jurídicamente vinculante para poner fin a la contaminación por plásticos.

Este instrumento es una de las acciones ambientales más ambiciosas del mundo desde el Protocolo de Montreal de 1989, que tiene como objetivo disminuir las sustancias que agotan la capa de ozono. Los líderes políticos han solicitado a la agencia de las Naciones Unidas Para el Medio Ambiente (PNUMA) que redacte un instrumento vinculante que limite la contaminación que está causando el plástico con una estrategia que aborde el ciclo completo de vida de este material, desde su producción a su eliminación, pasando por su uso.

El marco del acuerdo se elaboró antes de la votación de los delegados y se considera el acuerdo medioambiental más importante desde el acuerdo climático de París en 2015. El tratado se centrará en reducir la contaminación por plásticos y abordará el ciclo completo de vida del plástico, desde su producción hasta su eliminación.

La primera sesión de negociación se llevo a cabo en Uruguay del 28 de noviembre al 2 de diciembre de 2022, y en esta se negociaron los reglamentos de funcionamiento para la discusión del instrumento en cuestión.

Este año, del 29 de mayo al 2 de junio de 2023, se llevó a cabo la segunda sesión del INC (Conferencia Internacional de las Naciones Unidas) para elaborar un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre la contaminación por plásticos. El objetivo de la conferencia fue actuar frente al avance de la contaminación por plásticos, que afecta a todo el mundo. Casi 180 estados se reunieron en Francia para discutir y tomar medidas para reducir la contaminación por plásticos.

Francia, como país anfitrión, ha estado liderando la lucha contra la contaminación por plásticos. En 2022, prohibió el uso de plástico para embalar frutas y verduras pequeñas, con el objetivo de alentar a los consumidores a adoptar hábitos más sostenibles. Sin embargo, Francia también es el primer productor de desechos plásticos en el Mediterráneo, produciendo la mayor cantidad de desechos plásticos en la región mediterránea.

Durante la conferencia, se discutieron las posiciones de los países en relación con la contaminación por plásticos. Se espera que los países acuerden un borrador del tratado para reducir la contaminación por plásticos. Aunque aún no se han publicado los detalles del borrador, se espera que incluya medidas para reducir la producción de plásticos, fomentar la reutilización y el reciclaje de plásticos, y reducir la cantidad de plásticos que terminan en los océanos y otros cuerpos de agua.

La contaminación por plásticos es un problema global que afecta a todos los países, y aunque aún no exista un borrador de documento, existen algunas medidas que los países pueden implementar para reducir la contaminación por plásticos de forma permanente, Algunas de estas medidas son:

– Prohibiciones de plásticos de un solo uso.

– Impuestos e incentivos económicos.

– Estándares para productos que eduquen al público sobre los impactos ambientales del plástico y sobre los peligros para la salud y la seguridad involucrados en su producción y uso.

– Responsabilidad Extendida del Productor, donde los envasadores de productos o los importadores de productos envasados son legalmente responsables de organizar un sistema de recolección y reciclaje para los residuos de envases plásticos.

La Responsabilidad Extendida del Productor (REP) es un concepto de gestión de residuos que se está poniendo a la vanguardia en torno al tema de los residuos plásticos. Bajo este esquema, los envasadores de productos o los importadores de productos envasados son legalmente responsables de organizar un sistema de recolección y reciclaje para los residuos de envases plásticos. En Finlandia, todos los envasadores de productos considerados productores son responsables de organizar un sistema de recolección y reciclaje para los residuos de envases plásticos.

Así mismo, los países pueden diseñar estándares, certificaciones y requisitos de etiquetado para los productos que eduquen al público sobre los impactos ambientales del plástico y sobre los peligros para la salud y la seguridad involucrados en su producción y uso. La implementación de impuestos e incentivos económicos también puede ser una medida efectiva para reducir la contaminación por plásticos

Entre las medidas internacionales, podemos encontrar por ejemplo el Acuerdo de Basilea, que regula el movimiento transfronterizo de desechos peligrosos, incluyendo los plásticos. Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha lanzado la campaña “Mares Limpios” para promover la reducción del uso de plásticos de un solo uso.

A nivel regional, la Unión Europea ha adoptado medidas ambiciosas, como la prohibición de plásticos de un solo uso y la promoción de la economía circular. Otros países, como Canadá y Chile, también han presentado planes para abordar la contaminación por plásticos.

Sin embargo, la lucha contra la contaminación por plásticos no solo recae en los gobiernos y los acuerdos internacionales, sino que también es responsabilidad de cada individuo. Por lo tanto, los consumidores también pueden tomar medidas para reducir el consumo de plásticos y proteger el planeta, como:

Reducir el consumo de plásticos de un solo uso:

Utilizar bolsas de tela reutilizables en lugar de bolsas plásticas. Llevar una botella de agua reutilizable en lugar de comprar agua embotellada.

Reciclar correctamente:

Separar y reciclar los plásticos según las instrucciones locales de reciclaje. Limpiar y enjuagar los envases plásticos antes de reciclarlos.

Reutilizar y reparar:

Dar una segunda vida a los envases plásticos utilizándolos para almacenamiento o como recipientes. ReparaR los objetos de plástico en lugar de desecharlos y reemplazarlos.

Carlos Manuel González, Máster en Gestión de ONG’s y Cooperación Internacional y PHD (C) en Desarrollo Sustentable.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *