¿Cómo construir una red transeuropea de transporte más sostenible y resiliente en Europa? 0 250

En los avances en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de nuestras economías, mejorar la movilidad sostenible es fundamental. Para ello es imprescindible mejorar e integrar mejor las redes de transporte transeropeas para eliminar las contradicciones y los cuellos de botella. El acuero sobre el Reglamento que sustenta la red transeuropea de transporte (RTE-T) para construir una RTE-T sostenible y resiliente es un paso adelante e incluye fuertes incentivos para aumentar el uso de formas de transporte más sostenibles y mejorar la multimodalidad.

En el acuerdo entre el Consejo y el Parlamento europeo se comparte una nueva visión para las infraestructuras de transporte europeas, y la RTE-T revisada establecerá objetivos obligatorios:

1-Las líneas ferroviarias de pasajeros en la red básica y la red básica ampliada de la RTE-T permitirán que los trenes circulen a 160 km/h o más rápido de aquí a 2040.

2- El Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS) debe implantarse en toda la red RTE-T como sistema único europeo de señalización en Europa para hacer que el ferrocarril sea más seguro y eficiente. Por consiguiente, los sistemas heredados nacionales de «clase B» deben desmantelarse progresivamente; esto incentivará a la industria europea a invertir en el ERTMS.

3-Las zonas de estacionamiento seguras y protegidas se desarrollarán en la red básica y la red básica ampliada de carreteras de la RTE-T de aquí a 2040, por término medio cada 150 km. Esto es fundamental para garantizar la seguridad y unas condiciones de trabajo adecuadas para los conductores profesionales.

4-Los principales aeropuertos, que se ocupan de más de 12 millones de pasajeros al año, tendrán que conectarse por ferrocarril de larga distancia, un paso importante hacia la mejora de la conectividad y la accesibilidad de los pasajeros y el refuerzo de la competitividad del ferrocarril frente a los vuelos nacionales.

5-El número de terminales de transbordo debe evolucionar en función de los flujos de tráfico actuales y previstos y de las necesidades del sector. Asimismo, debe mejorarse la capacidad de manipulación en las terminales de carga. Esto, además de permitir la circulación de trenes de 740 m a través de la red, ayudará a desplazar más mercancías hacia modos de transporte más sostenibles y dará un impulso al sector europeo del transporte combinado (el uso de combinaciones como el ferrocarril-carretera para transportar mercancías).

4-Las 430 grandes ciudades de la red RTE-T tendrán que elaborar planes de movilidad urbana sostenible para promover la movilidad sin emisiones y con bajas emisiones.

Por su parte, el Espacio Marítimo Europeo tiene por objeto integrar el espacio marítimo con otros modos de transporte de manera eficiente, viable y sostenible. Con este fin, se mejorarán las rutas de transporte marítimo de corta distancia y se crearán otras nuevas, al tiempo que se seguirán desarrollando los puertos marítimos y sus conexiones con el interior.

Además, se mejorarán las conexiones de transporte con terceros países vecinos mediante la integración de Ucrania, Moldavia y los seis socios de los Balcanes Occidentales en los corredores europeos de transporte recientemente creados.

Para garantizar la finalización oportuna de la red — de aquí a 2030 para la red básica, 2040 para la red básica ampliada y 2050 para la red global — este acuerdo también incluye una mejor gobernanza, con, por ejemplo, actos de ejecución para los principales tramos transfronterizos y otros tramos nacionales específicos a lo largo de los nueve corredores europeos de transporte.

Esto, junto con una mayor armonización entre los planes nacionales de transporte e inversión y los objetivos de la RTE-T, garantizará la coherencia cuando se establezcan prioridades en materia de infraestructuras e inversiones.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *