El sector privado y el cambio climático 0 436

Miguel Lapeña Cregenzán

En diciembre de 2023 se celebró en Dubai la COP28, donde se han establecido nuevos objetivos como la eliminación en un largo plazo de las energías fósiles, así como un mayor protagonismo del sector privado orientado a establecer en sus estrategias empresariales objetivos más ambiciosos con el cambio climático y que permitan reducir las emisiones para cumplir con los objetivos del 2030 y los Acuerdos de París.

El sector privado debe impulsar conjuntamente con la cooperación pública, acciones coordinadas que establezcan conseguir todos estos objetivos, muchos de ellos, alineados con la Taxonomia Verde Europea, a través de un marco de normalización de la información no financiera a nivel global.

Para un futuro mejor, es necesaria la implicación de las empresas en el compromiso de mitigar los efectos negativos del Cambio Climático, para ello, es clave establecer nuevos objetivos orientados a la sostenibilidad, pero, sobre todo, generar en las organizaciones privadas, nuevos valores en las políticas de los Consejos de Administración, siempre orientados a la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Para ello, es necesario establecer nuevos diálogos con los Stakeholders, más sostenibles y siempre desde la transparencia, porque es necesario escuchar las demandas en relación con la sostenibilidad y con las afecciones al entorno.

Es muy importante generar nuevas acciones de relaciones empresariales con todos los actores, unas acciones mucho más transparentes y empáticas, siendo necesario un nuevo rol en las políticas de motivación de las personas y de la retención del talento.

El sector público, ya está desarrollando acciones que están permitiendo minimizar el impacto en el territorio, cumpliendo con las demandas y necesidades de los diferentes Stakeholders, muchas de ellas, orientadas a la reducción de la huella del carbono, así como generar un nuevo modelo de impacto empresarial más sostenible, principalmente con el uso de las energías renovables.

Los Fondos Next Generation EU, son una gran oportunidad para cumplir con uno de los retos de la Comisión Europea para 2024, como es la industrialización de las Pequeñas y Medianas Empresas, estableciendo diversas medidas para conseguir unos objetivos muy ambiciosos, entre estos objetivos. es importante destacar los siguientes:

  • Mejorar la Sostenibilidad del Sector Agrícola.
  • Fomentar la Economía Circular.
  • Luchar contra la desertificación.
  • Impulso de proyectos de energías renovables.
  • Reforzar las normas en Ciberseguridad.
  • Impulsar la vivienda asequible.

Con el desafío de conseguir una transición ecológica y digital y lo más importante, aumentar la competitividad en las empresas, para poder conseguir todos estos objetivos, unos de los retos a los que se enfrenta en el sector privado es atraer trabajadores cualificados que generen en las organizaciones todos estos cambios estratégicos, por ello, es clave impulsar un nuevo liderazgo empresarial que sepa invertir y atraer el Talento contando con el ámbito universitario.

Para que todos estos objetivos sean una realidad es necesaria la colaboración público – privada, es decir, impulsar en el sector público el ODS17 Alianzas para conseguir los Objetivos.

Miguel Luis Lapeña Cregenzán. Embajador Europeo por el Pacto Climático por España. ExDirector General de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *