Batallas legales contra compañías energéticas por su contribución al cambio climático e impacto en vidas humanas. 0 120

resiliencia climática

Tres ONG, BLOOM (Francia), Santé Planétaire (Francia) y Nuestro Futuro (México) y ocho víctimas del cambio climático han presentado una denuncia en París contra el consejo de administración y los principales accionistas de TotalEnergies por su contribución al cambio climático y su impacto fatal en vidas humanas y no humanas.

En un contexto de intensificación de las catástrofes climáticas y apenas tres días antes de la Junta General Anual de TotalEnergies, esta acción legal podría establecer un precedente en la historia de los litigios climáticos, ya que abre el camino para responsabilizar ante los tribunales penales a los productores y accionistas de combustibles fósiles del caos provocado por el cambio climático.

TotalEnergies, sexta empresa mundial del sector del carbón, su consejo de administración y sus principales accionistas han sido demandados por poner deliberadamente en peligro la vida de otras personas, por homicidio involuntario, por negligencia en la gestión de una catástrofe y por daños a la biodiversidad.

Cada delito se castiga con al menos un año de cárcel y una multa y el fiscal tiene la potestad discrecional para abrir una investigación judicial y determinar la lista de personas que pueden ser procesadas. No obstante, la denuncia presentada hoy se dirige contra el consejo de administración de TotalEnergies, que determina la dirección estratégica del Grupo, incluido su director general, Patrick Pouyanné, así como contra sus principales accionistas, que votaron a favor de estrategias climáticas incompatibles con la limitación del calentamiento global a 2 °C y en contra de resoluciones destinadas a alinear la estrategia climática del Grupo con el Acuerdo de París. Entre ellos se encuentran el mayor accionista de Total, Blackrock, y el sexto mayor accionista, Norges Bank.

Las ONG y los ocho demandantes esperan establecer la responsabilidad penal de los directivos y accionistas de TotalEnergies por su contribución al cambio climático y lograr que se les condene por decisiones pasadas, que tomaron a pesar de saber que provocarían perdidas humanas víctimas y daños medioambientales.

Este caso también busca poner definitivamente fin a la expansión de la extracción de combustibles fósiles, que está conduciendo a una situación sin precedentes: un “globocidio” , es decir, la perturbación irreversible del Sistema Tierra y de la biosfera en su conjunto. Además, los demandantes desean que se reconozca que determinadas personas o entidades, como el consejo de administración y los principales accionistas de TotalEnergies, tienen una responsabilidad superior en la destrucción global del mundo.

Subida del nivel del mar y costas sumergidas, olas de calor mortales, megaincendios, huracanes devastadores, inundaciones y corrimientos de tierra: el número de catástrofes meteorológicas registradas se ha multiplicado por cinco en los últimos 50 años (4), afectando a las vidas de los ocho demandantes de Australia, Zimbabue, Francia, Bélgica, Filipinas, Grecia y Pakistán, así como a la de otros millones de seres humanos y miles de millones de animales.

Las catástrofes que destruyeron sus vidas, como los incendios forestales de Australia de 2019, las inundaciones europeas de 2021 y las de Pakistán de 2022, han sido objeto de estudios de atribución científicos, que concluyeron que el cambio climático hizo que cada una de ellas fuera más fuerte y tuviera más probabilidades de producirse.

Los científicos han establecido que las catástrofes llamadas “naturales” son cada vez menos ‘naturales’: su aumento de intensidad y frecuencia es consecuencia directa del cambio climático, que en un 80% se debe a los combustibles fósiles.

Aunque la Agencia Internacional de la Energía haya recomendado parar todos los nuevos proyectos de combustibles fósiles a partir de 2021 para mantenerse su escenario de 1,5 °C, TotalEnergies ha seguido abriendo yacimientos de petróleo y gas por todo el planeta. Incluso se ha convertido en la segunda empresa de combustibles fósiles más expansionista del mundo. La comunidad científica ha determinado que el lanzamiento de nuevos proyectos de combustibles fósiles no es compatible con la limitación del calentamiento a niveles viables.

A pesar de ser perfectamente conscientes de que el cambio climático mata, los directivos y accionistas de la multinacional han optado por ampliar la producción de petróleo y gas por una única razón: maximizar sus beneficios.

En la Junta General Anual de 2023, el Consejo de Administración incluso pidió a sus accionistas que votaran en contra de la resolución para alinear las emisiones de TotalEnergies con el Acuerdo de París. Esta resolución crucial fue rechazada por el 70 % de los accionistas. El fiscal dispone de tres meses para decidir si abre una investigación judicial. Si se decide desestimar la denuncia, o si no se toma ninguna decisión, los demandantes pueden presentar su denuncia directamente a un juez de instrucción.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *